jueves, 7 de junio de 2012

YOGA EN CLASE

YOGA EN CLASE
      La vuelta a la calma después del tiempo de recreo al aire libre(y no digamos ya si no han podido “salir al patio” por motivos climatológicos) es una de las actividades más complejas que se pueden plantear en Educación Infantil, si de verdad nos preocupa que sean capaces de relajarse, bajar el ritmo, cambiar la actividad física por la actividad mental, y así poder sacarle provecho tanto a las sesiones primeras de la mañana como a las últimas de la jornada escolar.
      Normalmente, o eso solemos decir, a los niños y niñas de infantil se les pone música clásica, supuestamente relajante, cuando vuelven del patio y se les pide que sentados en sus sitio cierren los ojos y descansen, o que se duerman directamente.
      Ahora pensemos en nosotros, adultos, pensemos en algo que requiera una actividad física alta(probad a corretear de un lado a otro y a jugar durante media hora seguida o más),en la que nos involucremos totalmente(ellos lo hacen en el juego cuando salen al patio) y que además no esté sujeta a reglas fijas, ni con agrupaciones determinadas, etc...(lo que llamamos juego libre) y que de pronto nos dicen que se ha acabado, que se acabó el tiempo para todos/as y además no solo debemos parar si no que nos metemos dentro de las aulas, nos sentamos y a trabajar como si nada. Me parece que hasta para un adulto un poco de música clásica, que no siempre es relajante, una silla mas bien incomoda y cerrar los ojos no es suficiente “ambientación-preparación” para conseguir que pasemos de la actividad a la calma de forma eficiente o por lo menos aceptable.
      Para este curso he planteado una sesión de relajación, que se llevará a cabo siempre después del tiempo de recreo, basada en el yoga (Conjunto de disciplinas físico-mentales originales de la India, destinadas a conseguir la perfección espiritual y la unión con lo absoluto) con el que trabajaremos para conseguir unos objetivos menos “ambiciosos” y más adecuados a la edad de los niños y niñas del grupo clase .
    Comenzaremos trabajando a partir del saludo al sol, que en un principio será un ejercicio único y poco a poco, cuando se maneje con soltura pasará a ser la introducción de otros más largos y complejos, donde las diferentes “asanas” requieran un dominio mayor del cuerpo y la mente, siempre en función de sus capacidades.
      Estas son fotos de una sesión corta en la que uno de ellos dirige la actividad, comienzan realizando el saludo al sol y acaban con ejercicios de relajación-meditación.















     Estamos un poco apretados, pero es que no tenemos otro espacio, la sala de psicomotricidad-gimnasio siempre está ocupada, y ahora mismo en el patio hace demasiado calor, en otros momentos si lo hacemos en el patio, de todas maneras se manejan bastante bien con el espacio que hay y son capaces de abstraerse aunque tengan tanta gente tan cerca, ya aguantan mas de diez minutos en la "postura del loto" y con los ojos cerrados(casi todos).